InicioEmprendedores¿Es una buena idea crear una empresa de consultoría?

¿Es una buena idea crear una empresa de consultoría?

Lanzar una start up de consultoría es una gran idea. Puede darte la libertad de trabajar desde casa y decidir tu propio horario. Pero requiere mucho trabajo, disciplina y automotivación.

En primer lugar, debes tener una buena idea y la disciplina para llevarla a cabo.

Hay que automotivarse para no rendirse cuando las cosas se ponen difíciles y seguir empujando hacia el éxito. También debe tener un plan de negocio excelente antes de empezar, porque el fracaso genera fracaso a menos que aprenda de sus errores de primera mano.

Por último, prepárese para la competencia en este mundo despiadado que nos rodea hoy en día.

Debes tener una buena idea y la disciplina para ejecutarla

Es fácil dejarse llevar por la emoción de empezar un negocio, pero tienes que asegurarte de que tu idea funcionará con lo que tienes que ofrecer. Si te dedicas a la consultoría porque quieres ayudar a la gente, pero no sabes cómo o en qué necesitan ayuda, entonces tu negocio de consultoría no podrá prosperar.

Es importante que cuando la gente acuda en busca de información o consejo sobre algo concreto, encuentre exactamente lo que busca.

Debes tener una gran automotivación

La consultoría es mucho trabajo y pasarás muchas horas en la oficina. No es para los que no les gusta trabajar duro. Debes ser capaz de motivarte a ti mismo, pero también a los demás si es necesario.

 Debes tener un plan de negocio

Un plan de empresa es un documento que describe los aspectos clave de su negocio. Le ayuda a definir sus metas y objetivos, identificar su mercado objetivo y desarrollar estrategias para llegar a ese mercado. Un buen plan de empresa también le ayudará a identificar los factores externos que puedan afectar al éxito de su empresa.

Si quiere poner en marcha una empresa de consultoría, es importante que tenga un plan bien elaborado antes de lanzarla para estar seguro de que todo irá sobre ruedas el día del lanzamiento.

Debes estar casado con tu start up

Si vas a dirigir una start up de consultoría, tienes que estar casado con tu idea y tus sueños.

Tienes que estar comprometido con tus ideas y sueños. Comprometerse significa estar dispuesto a trabajar duro en todo momento, por muy cansado, frustrado o desanimado que estés. El compromiso también exige que hagas sacrificios -en tiempo, energía y recursos- por el bien de tu empresa. Debes ser capaz de asumir riesgos y afrontar el fracaso si se produce (que se producirá).

Prepárate para la competencia

  • Conozca a su competencia. Esto es un negocio, así que lo más probable es que no seas el único que intenta ganar dinero en tu sector. Investiga a otros consultores que ofrezcan servicios similares y aprende de lo que hacen bien (y de lo que podrían mejorar).
  • Conoce tus puntos fuertes y débiles. Es importante ser honesto con uno mismo a la hora de evaluar lo que se puede aportar, y esto es válido para cualquier empresario, no sólo para los primerizos que dirigen una consultora independiente.
  • ¿Tiene experiencia en un nicho que otros no cubren? ¿Cuenta con una red de contactos que le ayude a conseguir nuevos clientes de inmediato?
  • ¿Existen trabajos de nivel inicial en este campo que requieran menos experiencia pero que estén bien pagados? Todas estas son cosas que merece la pena tener en cuenta a la hora de decidir si lanzar una empresa de consultoría es lo más adecuado para ti.
  • Conoce las necesidades de tus clientes mejor que nadie, ¡porque pagarán un buen dinero por esos conocimientos! Investigar estas necesidades también ayudará a determinar cuánto valor ha recibido cada cliente al trabajar con su(s) consultor(es) actual(es), lo que significa saber qué servicios necesitan más los clientes potenciales antes de venderlos, ¡o incluso si tiene sentido vender algo!

Trabaja en equipo si es posible

Si va a poner en marcha una empresa de consultoría, es importante trabajar en equipo si es posible. Los miembros del equipo pueden ayudarle a alcanzar sus objetivos aportando diferentes perspectivas e ideas. También pueden ayudar a encontrar soluciones a los problemas.

Debes conocer tus limitaciones

Si está pensando en iniciar un negocio de consultoría, es esencial que reconozca sus limitaciones.

Debe conocer sus puntos fuertes y débiles. Comprenda el mercado, sepa en qué es bueno y en qué no. Sea realista con sus objetivos. No se extralimite.

No tenga miedo de pedir ayuda.

 Evalúa el mercado antes de comprometerte

Antes de lanzarte a crear tu empresa de consultoría, haz un estudio de mercado para ver si existe una necesidad. Vea qué competidores existen y cómo se posicionan en sus materiales de marketing.

Fíjese en las lagunas que existen en el mercado y cómo podrían cubrirse con su oferta de servicios o productos. Fíjese en las tendencias: ¿buscan los clientes productos más sostenibles? ¿Quieren dedicar menos tiempo a las tareas? ¿Las nuevas tecnologías facilitarán o agilizarán determinadas tareas?

Una vez que tenga toda esta información, escriba qué hace que su servicio sea único o superior a otras ofertas similares ya existentes (y no olvide incluir el precio).

Esto te ayudará a mantener tus costes bajos porque da a los clientes una idea de lo que pueden esperar de trabajar contigo en comparación con otra persona que ofrezca servicios similares, pero que no tenga tanta experiencia como tú en el nicho del sector en cuestión.

Ten claros tus objetivos

A la hora de poner en marcha una empresa de consultoría, es importante tener claros los objetivos desde el principio. Debes saber lo que esperas conseguir y tener una idea realista de cómo podrían ser esos objetivos.

Por ejemplo, tal vez quieras crear una empresa de consultoría con el objetivo de darte a conocer por tu experiencia en el ámbito de la computación en nube y el análisis de grandes volúmenes de datos.

Si es así, entonces sería útil que tuvieras algunos conocimientos previos relacionados con estos temas antes de lanzar tu empresa, aunque hay muchos que se han ganado sus galones aprendiendo sobre la marcha.

Sin embargo, si esto no es algo que le interese o no es factible teniendo en cuenta cuáles son sus aptitudes en este momento, entonces puede ser más apropiado tener otro objetivo, como ofrecer asesoramiento técnico o realizar tareas de desarrollo de software.

De este modo, seguirás teniendo la oportunidad de crecer dentro de la empresa sin estresarte (ni estresar a nadie) hasta que esas habilidades concretas sean lo suficientemente importantes como para que la empresa no sólo sobreviva, sino que prospere.

Si puedes responder afirmativamente a las siguientes preguntas, entonces estás preparado para lanzar una startup de consultoría:

  • ¿Tienes una buena idea?
  • ¿Tienes la disciplina para ejecutarla?
  • ¿Estás casado con tu start up?

Tienes que tener claros tus objetivos y el mercado. Si no es así, no tiene sentido crear una empresa. Así que, antes de decidirte por otra cosa, analiza muy bien tu mercado y comprueba si es lo bastante lucrativo como para emprender un negocio.

Latest articles

Descubre cómo la Agricultura Inteligente está revolucionando el sector agrícola

La Agricultura Inteligente ha surgido como una respuesta innovadora a los desafíos que enfrenta...

Descubre cómo las ciudades inteligentes están cambiando nuestro futuro

Las ciudades inteligentes y su impacto en el futuro En la era de la tecnología...

More like this

Descubre cómo la Agricultura Inteligente está revolucionando el sector agrícola

La Agricultura Inteligente ha surgido como una respuesta innovadora a los desafíos que enfrenta...

Descubre cómo las ciudades inteligentes están cambiando nuestro futuro

Las ciudades inteligentes y su impacto en el futuro En la era de la tecnología...

Descubre el poder de la personalización en línea

En la era digital en la que vivimos, la personalización en línea se ha...